viernes, 5 de agosto de 2011

MI PANTERITA

Jueves 4 agosto 2011, 7 de la tarde: eutanasia a la Panterita, mi preciosa gata negra de ojos verdes, a sus 20 años de vida.
No es, la primera gatita a la que debo despedir, pero duele igual, o mucho más.
Hemos pasado muchas cosas juntas, hemos compartido cama y sofá, llorado y reído a la par.
Gata lista, capaz de abrir las puertas cerradas, los cajones de la cómoda y arrebujarse entre los pijamas. Eso sí, tirando todo lo que le sobraba fuera del cajón.
Gata sana y fuerte, que superó una histerectomía de urgencia (por los pelos se salvó)y una fisura en su mano derecha que la tuvo casi tres meses enyesada (cada quince días al vete para cambiarle la férula y ver como progresaba) y de mal humor (comprensible, pobreta mía).
Gata dulce, cariñosa, juguetona.
Con los años, aprendimos a entendernos: yo, sus maullidos, ella, mis palabras y mis gestos.
Es mucho tiempo para olvidar deprisa.
Es mucho amor para que no se rompa el corazón.
Este es mi homenaje a la Panterita, la gata negra y de ojos verdes, mi compañera, mi reina, mi tesoro. Adiós no, sólo hasta luego, cuando sea yo quien traspase el umbral de la muerte, y tú me estés esperando junto todos mis amados...



2 comentarios:

Mercedes dijo...

Panterita buena, cariñosa, muy inteligente, una dulzura de gatita ¡Cuánto te echo de menos !

Pilar V.Padial dijo...

¡Cuánto lo siento, queridas amigas. Estará con Valentín su apuesto congénere blanco, blanco...! Un abrazo fuerte a las dos y a la familia animal